sábado, 8 de marzo de 2008

ABSOLUTISMO

¿QUE ES EL ABSOLUTISMO?

Absolutismo significa poder soberano o de origen divino desligado de cualquier otra instancia de poder temporal, sea el papa o el emperador. En este sistema de gobierno el estado y el monarca se consideraban como una única entidad situada por encima de la ley, y el concepto de derecho divino de los reyes era la justificación que legitimaba la pretensión de soberanía indivisible.


"El Estado soy yo". La conocida sentencia de Luis XIV de Francia resume en pocas palabras la esencia del absolutismo: un régimen político en el que una persona, el soberano, ejerce el poder con carácter absoluto, sin límites jurídicos ni de ninguna otra naturaleza.

Resulta totalmente artificial oponer los tumultos de la Reforma a la soberana majestad del "siglo de Luis XIV".
Bajo diversas formas, el absolutismo ha sido la forma de gobierno de muchos países en distintas épocas. Sin embargo, se ha reservado dicho término para designar, en un sentido específico, el ejercicio del poder en un momento histórico y espacial concreto: el de las monarquías absolutas europeas de los siglos XVI al XVIII. Muchos autores distinguen un primer períido, correspondiente al siglo XVI, de monarquía autoritaria, que no llegaría a ser plenamente absoluta hasta mediados de la centuria siguiente.

ABSOLUTISMO
El absolutismo, procede del latín absolutus («acabado», «perfecto»), fue el principal modelo de gobierno en Europa durante la época moderna, caracterizado por la teórica concentración de todo el poder del Estado en manos del monarca gobernante. La implantación del absolutismo representó un cambio sustancial en la concepción sobre la dependencia de las autoridades intermedias entre el súbdito y el Estado, situación que comportó la creación de una burocracia eficaz, un ejército permanente y una hacienda centralizada. Su andadura política se inició en los siglos XIV y XV, alcanzó la plenitud entre los siglos XVI y XVII, y declinó entre formas extremas e intentos reformistas a lo largo del siglo XVIII.

EL ABSOLUTISMO INGLES
La consolidación del absolutismo adquirió características específicas en cada uno de los países.
En Inglaterra, en el siglo XVI, con la dinastía de los Tudor se inicio un proceso importante hacia la centralización por parte de los reyes. Los reyes Tudor fueron: Enrique VII (1485-1509), Enrique VIII (1509-1547) e Isabel I (Tudor), quien reinó de 1559 a 1603.
En Inglaterra había una institución política que limitaba el poder de los reyes: el Parlamento, integrado por dos cámaras: la de los lores eran los nobles, laicos o clérigos, en tanto que los comunes, eran los representantes de los condados y Burgos.
El Parlamento legitimaba los tributos extraordinarios que solicitaba el rey y también tenía funciones legislativas.
El proceso de los reyes Tudor hacia el absolutismo se explica por varios factores históricos.

ENRIQUE VII

El desarrollo del capitalismo, acompañado por el surgimiento de nuevas clases sociales.
El debilitamiento de la nobleza ocasionado por la “Guerra de las doce rosas” (lucha entre dos familias nobles y sus aliados)


DINASTIAS RIVALES EN LA GUERRA DE LAS DOS ROSAS

Este conflicto se desarrollo en Inglaterra, de 1455 a 1485.
Las dinastías rivales fueron:
Dinastía York. Su emblema era la rosa blanca
Dinastía Lancaster. Su emblema era la rosa blanca.
Dicha guerra entre lo mas selecto de la nobleza de Inglaterra, concluyo con la derrota de Ricardo de York a manos de Enrique Tudor en la batalla de Bosworth, en 1485.
Enrique se caso con Isabel de York y así llego al trono de Inglaterra bajo el nombre de Enrique VII.

Enrique VIII Tudor, hijo de Enrique VII, dio el primer gran paso al absolutismo cuando encabezo la reforma protestante en su país. Debido a que el papa no le permitió el divorcio, rompió con Roma y confisco las tierras y las riquezas de la Iglesia; en 1534 el Parlamento legalizo la reforma protestante al votar el Acta de Supremacía, que establecía que el rey era el jefe de la Iglesia nacional inglesa.
Enrique VIII mando decapitar a su amigo y colaborador Tomas Moro porque se opuso al rompimiento con el papa. Este rey tuvo siete esposas, pero ello se explicaba en parte porque pretendía que alguna de ellas le diera un descendiente varón.
ENRIQUE VIII
Isabel I de Tudor, hija de Enrique VIII, prosiguió con el proceso de centralización del poder, con ella se consolido la Iglesia anglicana dependiente del Estado y se rompió en definitiva con la Iglesia católica romana.
Además de ello, la reina Isabel inicio el desarrollo de Inglaterra como potencia mercantil y colonial, convirtiendo a su país en la "Reina de los Mares":

EL POTENCIAL MARÍTIMO INGLÉS

En 1545 Inglaterra tenía 35 barcos mercantes de más de 100 toneladas.
En 1588 tenía 183.
En 1629 contaba con 350 barcos.

En 1588, los Ingleses acabaron con la denominada "Armada Invencible" que había construido Felipe II de España; así, se convirtieron en la gran potencia marítima, con lo cual se desarrollaron aun mas en la piratería patrocinada por la Reina Isabel.
John Hawkins y Francis Drake destacaron como piratas, en tanto que Walter Raleigh fue mas bien un navegante sobresaliente. Pues bien, estos tres personajes fueron piezas importantes, y sentaron las bases de Inglaterra como potencia marítima, a tal grado que la reina les concedió títulos de nobleza.

ISABEL I DE INGLATERRA

EL ABSOLUTISMO FRANCES
En el siglo XVI en Francia había ciertas limitaciones, aun de origen feudal, para el establecimiento del absolutismo.
Estaban, por ejemplo, los "Estados", que en realidad eran grupos con ciertos privilegios:

LOS TRES “ESTADOS” EN FRANCIA:

· El primer "Estados" (La Nobleza)
· El segundo "Estados" (El Alto Clero)
· El tercer "Estados" o Estado Llano

Los reyes convocaban a los tres Estados para que autorizaran aumento de impuestos. Estas convocatorias se denominaban Estados Generales.
Otra limitación al poder real se debió a la forma en que Francia se unifico como país.
La unificación se logro por medio de guerras en las que se iban agregando provincias; pero esas provincias seguían manteniendo algunos privilegios y cierta autonomía.
En este proceso de unificación también influyo la manera en que se realizo la Reforma protestante: en la segunda mitad del siglo XVI, debido a que los herederos del trono eran muy jóvenes, su madre Catalina reino en Francia con el carácter de regente.
Fue en estos años cuando se produjo la Reforma.
Las luchas religiosas fueron protagonizadas por dos bandos poderosos: los protestantes o hugonotes y la Liga Católica con el duque de Guisa al frente; entre estos dos grupos estallaron varios conflictos armados.
Uno de los episodios más sangrientos fue el de la Noche de San Bartolomé, durante la cual sucedió la terrible matanza de hugonotes en Paris.
Después de otras luchas importantes, Enrique de Navarra abjuro de su religión y se convirtió al catolicismo, lo cual influyo poderosamente para que este personaje pudiera llegar al trono de Francia. De ahí su famosa frase: “Paris bien vale una misa”.
El Edicto de Nantes (1598) otorgo a los hugonotes la libertad de conciencia y la posibilidad de acceder a cargos públicos, además de otros derechos. El rey Enrique IV firmo la paz con España (abanderada del catolicismo) e inicio un proceso hacia la consolidación del poder.

ENRIQUE IV

En el siglo XVII, dos cardenales, Richelieu y Mazarino, tuvieron una actuación clave para consolidar el absolutismo monárquico; estos personajes no tenían títulos precisos, mas bien contaban con poder porque acumulaban cargos y funciones; fueron el poder tras el trono.
Richelieu actuó de 1623 a 1642 y Mazarino, durante la niñez y juventud de Luis, es decir, de 1643 a 1661.


CARDENAL MAZARINO









CARDENAL RICHELIEU


Este periodo de Richelieu y Mazarino, se ha denominado “Régimen de Ministerio”. Años después, cuando Luis XIV maduro, se convirtió en el ejemplo mas claro de la monarquía absoluta. Es muy conocida su frase que ejemplifica esta forma de gobierno:
“El estado soy yo”.
Pero la consolidación del absolutismo de Luis XIV y los reyes posteriores se explica porque Richelieu y Mazarino habían dejado un país organizado, con un poder central fuerte.
Durante su mandato, Luis XIV termino por convertir a la nobleza feudal en un grupo alrededor de la corte, restándoles su poder local. Mando construir el palacio de Versalles, centralizo totalmente el poder, aunque su política externa no fue muy afortunada, ya que emprendió varias guerras sin resultados muy positivos (se ampliaron un poco sus dominios), en cambio el alto gasto militar puso en problemas al país.


LUIS XIV







PALACIO DE VERSALLES





EL ABSOLUTISMO ESPAÑOL
Con los Reyes Católicos, España es la gran potencia de la Europa Moderna. Su poder y riqueza se deben a dos factores:
A) La monarquía se beneficia más que ninguna otra de Europa de la política de pactos matrimoniales.
B) La conquista colonial americana pone en sus manos gran abundancia de metales preciosos.
- Ningún otro Estado absolutista de Europa Occidental alcanza un carácter tan nobiliario y tan enemigo del desarrollo burgués.
Reyes católicos -. Con su matrimonio en 1469 quedan unidas las Coronas de Aragón y de Castilla: Nace el absolutismo español. Castilla cuenta con una boyante economía lanera. Aragón es una potencia territorial y comercial en el Mediterráneo, controlando Sicilia y Cerdeña. El absolutismo español es, sin embargo, modesto y limitado en su desarrollo interior. Las diferencias políticas entre Castilla y Aragón son demasiado grandes para la construcción de un absolutismo centralizado y simétrico.
• Castilla -. El poder sobre ella es total pues las condiciones son muy propicias. Las medidas que toman son:
- Reorganización económica.
- Aumento de la fiscalidad.
- Supresión del poder de las Órdenes Militares (para lo cual el Rey se hace nombrar Gran Maestre de las mismas) y de la autonomía municipal.
• Aragón -. Sigue gozando de un complejo panorama de libertades proveniente de la Edad Media.
- Ante este total desequilibrio nunca se planteó la cuestión de una fusión administrativa entre Castilla y Aragón. La Inquisición fue la única y verdadera institución “española” unitaria en todo el territorio, compensando de alguna forma la división y dispersión existentes en el Estado.
Carlos V -. Cuando sube al trono, estalla en Castilla una amplia revolución urbana por los expolios a que se ve sometida: La Rebelión Comunera (1520 -1521). Aunque el movimiento consigue el apoyo de algunos nobles, sus protagonistas son las masas artesanas populares lideradas por la burguesía urbana; el movimiento no encuentra apoyo en el campo, y al final la aristocracia se une a los ejércitos del Rey. La victoria del absolutismo monárquico en Castilla supone curiosamente la derrota de la burguesía de las ciudades, pero no la derrota de los nobles: en el resto de Europa occidental son las rebeliones aristocráticas las suprimidas y no las burguesas.
- Con Carlos V el imperio de los Habsburgo (o de los Austria) se extiende hasta América, pero se paraliza la centralización administrativa dentro de España; de modo que queda truncada la unificación del conjunto del imperio internacional con el español: América, queda ligada jurídicamente al reino de Castilla y el sur de Italia a la Corona de Aragón. La economía atlántica y mediterránea nunca se fundiría en un único sistema comercial.
- Con este rey se inaugura también la secuencia de guerras europeas que acabarán con el gran poderío español en Europa. Préstamos financieros holandeses, metales de América (que acaban minando el potencial productivo agrícola y manufacturero de Castilla) y presión fiscal que recae sobre todo en Castilla, llevan a la bancarrota del Estado. Además, se pierde la ocasión de la unificación fiscal y administrativa que es condición previa del absolutismo en el resto de los paí
ses europeos.

CARLOS V

Felipe II -. Sube al trono en 1556 tras la abdicación de Carlos V. Un año después, tiene que declarar formalmente la bancarrota del Estado. Es dominado por su valido valenciano Lerma, que toma dos medidas importantes: el sistemático uso de las devaluaciones como medio para salvar las finanzas reales y la expulsión de España de los moriscos, con lo que se debilita la economía rural de Valencia y Aragón. Desde 1600, las colonias americanas son autosuficientes y dejan de importar los artículos básicos de España. A este deterioro de las relaciones comerciales España / América se une el crecimiento de la aristocracia colonial cuya riqueza proviene más de la agricultura que de la minería: Las minas entran en crisis y la producción de plata disminuye. Por otra parte Inglaterra y Holanda, competidoras marítimas de España, se hacen más prósperas y poderosas.

FELIPE II

Felipe IV -. Al acceder al trono en 1621 deposita el poder en manos del Conde-Duque de Olivares. Nueva guerra en Europa, en la que también participa España, la Guerra de los 30 años. El absolutismo francés explota el separatismo regional español: Levantamiento general de Cataluña (guerra dels segadors), sublevación de Nápoles y Sicilia, pérdidas de Holanda, Alsacia, Artois, Rosellón, Portugal y parte de Cerdeña. Desmoronamiento del poderío español en Europa y agudización de la decadencia española.

FELIPE IV

Carlos II, el Hechizado -. Los nobles reconquistan el poder político central. Gran depresión económica. Cuando este rey muere, en 1700: Fin de la casa de Austria en España e inicio de la Guerra de Sucesión.

CARLOS II

Se instala en España una nueva dinastía, la de los Borbones franceses, que:
-Someten a los grandes y les expulsan del poder central.
-Crean a finales del siglo XVIII un Estado unitario y centralizado.
-Un ejército refundido y profesionalizado.
-Una Administración colonial reforzada y reformada.
-No consiguen, sin embargo, revitalizar la vida española ni vencer los parti-cularismos regionales.

LOS BORBONES

Características del absolutismo español del siglo XVI -.
- Con los Reyes Católicos la monarquía española es la más potente del mundo; pero no España como nación, que todavía no existe, sino el poder y riqueza de una casa real de un país eminentemente pobre que vive del crédito de la banca holandesa.

- El absolutismo es la última gran formación del Estado feudal (Monarca absoluto = Gran señor feudal) y la transición al capitalismo, en el que el poder pasa de los nobles a los burgueses.
- El tránsito del feudalismo al absolutismo es efectuado con la ayuda de los siguientes instrumentos o mecanismos:
- Ejército único, profesional y permanente.
- Política de matrimonios concertados.
- Incorporación de nobles y burgueses al aparato burocrático estatal.
- Traspaso dinástico del poder.
- Gran importancia de la economía, el derecho, la diplomacia y la burocracia.


FERNANDO DE ARAGÓN


ISABEL LA CATÓLICA





BIBLIOGRAFÍA
Absolutismo, consultado el 5 de marzo de 2008. Disponible en:
http://www.monografias.com/trabajos/absolutismo/absolutismo.shtml

Absolutismo, consultado el 5 de marzo de 2008. Disponible en:
http://www.todohistoria.com/hechos/absolutismo.htm

Gallo, T., Miguel, Ángel, HISTORIA UNIVERSAL 2, segundo curso, Ediciones Quinto
Sol, México, 2002, Pág.18-19.

Ibidem, Pág.20-21

Absolutismo español, consultado el 5 de marzo de 200. Disponible en:
http://html.rincondelvago.com/sistemas-sociales.html

No hay comentarios: